SERPAJ CHILE

HISTORIA

La Histórica labor del Servicio Paz y Justicia en Latinoamérica

El origen del Servicio Paz y Justicia se remonta a la década del 60’ cuando, luego de un profundo viaje a las raíces de la pobreza y miseria de los pueblos latinoamericanos, la pareja europea Jean Goss y su esposa Hildegard Mayer, ex sobrevivientes de campos de concentración de la II Guerra mundial, forman el Movimiento Internacional por la Reconciliación (IFOR). A tal fin, convocan a distintos encuentros latinoamericanos de líderes cristianos para poder concretar una alternativa de cambio social que terminase con las enormes desigualdades (cerca de 80 millones de personas en condiciones de exclusión social) pero sin tener que pagar el alto precio que la violencia de la revolución armada trae consigo. En esta primera etapa del viaje que, en sus inicios fue planificado para 3 meses, terminó luego de 10 años (1971) en la primera Asamblea continental del Serpaj realizada en Alajuela Costa Rica. La reflexión principal de este encuentro continental se resume en las palabras del obispo brasileño monseñor Helger Cámara quien dice en su discurso inicial: “Nosotros cristianos de América Latina, debemos un ejemplo de superación del egoísmo a nuestros hermanos de África y Asia. Como tener la fuerza moral para hablar en nombre de Cristo y del cristianismo si, nuestros hermanos de África y Asia conviven con cristianos que explotan a cristianos, manteniendo la propia riqueza a costa de la miseria de miles y hasta millones de compañeros hijos de Dios y hermanos nuestros en Cristo”. Fue así como las conclusiones de este Encuentro motivaron sucesivas reuniones continentales, hasta que en 1974 se consolidó la creación de una orgánicacontinental, Serpaj América Latina, que encausara, a través de las acciones de las Iglesias latinoamericanas, a los grupos de campesinos, indígenas y marginados a la lucha por la liberación de los pueblos oprimidos por la pobreza. En este sentido, se reafirmaba el compromiso cristiano toda vez que, en palabras de Mons. Helder Cámara: “este compromiso forma parte de la confesión de nuestra fe en Cristo liberador”.

Chile y Serpaj

En este contexto histórico, en nuestro país sucedían diversos cambios sociales que motivaban a la población, principalmente jóvenes, a participar de la vida política de la nación. A lo largo del territorio se comienza a consolidar una fuerte organización juvenil, integrado por los Grupos de Acción Católica y partidos políticos que con un gran compromiso político social refuerzan las demandas del movimiento obrero. Fue en el significativo año de 1968, cuando Jean Goss llega a Valparaíso para motivar a estos jóvenes a organizar un Movimiento de Acción no violenta en Chile. Dicho planteamiento, luego en el período de la Unidad Popular será acogido por varios pensadores chilenos. Al producirse el Golpe de Estado, la actividad político social de los grupos de Pastoral juvenil y Universitaria fue clave en la conformación de este primer grupo chileno de “no violencia activa”, vinculado, desde 1974, con el Servicio de Paz y Justicia América Latina. Fue finalmente en 1977 que saliéndose del clandestinaje y con el apoyo del Cardenal Raúl Silva Henríquez y de los Obispos Auxiliares Mons. Enrique Alvear y Mons. Jorge Hourton, se constituye legalmente la Sociedad Serpaj Ltda. Era el primer organismo laico que se atrevía a organizarse y actuar públicamente en defensa de los Derechos Humanos. Sus primeras acciones se realizaron en Santiago con las Jornadas por la Paz organizadas en conjunto con el P. jesuita, Mario Zañartu y la marcha de los claveles en apoyo a la mediación papal en el diferendo del Beagle. En la región de Valparaíso, la fuerza de los jóvenes se integra a Serpaj a través de los Comité por los Derechos Humanos. Existieron tres Centros parroquiales, entre 1978 – 1980, en los cuales se realizaron talleres y actividades en conjunto con la Vicaría de la Solidaridad, que fueron, en el Cerro Cárcel, con el Padre Pedro Aguilar, en Achupallas con el P.Pepo Gutiérrez y en Villa Alemana con los PP. de San Felipe Neri. Sin embargo, rápidamente, Serpaj se establece a lo largo de todo Chile. En su mayoría lo conforman jóvenes cristianos ecuménicos de diversas tendencias políticas que, durante el período de la Dictadura militar denuncian las violaciones de los Derechos Humanos, mediante acciones públicas, jornadas de entrenamiento, Escuelas de no violencia y Talleres de control del miedo.

Su identidad era y es la “no violencia”, esto es, luchar por la superación de la violencia. Hermosa utopía, el gran sueño que compartíamos con otros Serpaj latinoamericanos, cuyo Secretario ejecutivo, en ese entonces, era Adolfo Pérez Esquivel, más tarde (1980) Premio Nobel de la Paz. Así se construyó, en esos años de represión y violencia, desde la defensa de los Derechos humanos, actividades de Educación para la Paz.

De este modo, la fundación política, jurídica y social del Servicio Paz y Justicia, Serpaj Chile, nace en el año 1977 como una expresión de la voluntad ética y política de un amplio grupo de cristianos que, desde su inspiración humanista y liberadora, se organiza a partir del método de la No Violencia Activa a fin de promover una Cultura de los Derechos Humanos y cuyo trabajo se enfoca en promover la integración social, disminuir la pobreza y fortalecer los procesos democráticos.

Hoy como ayer, Serpaj Chile sigue en la senda de la promoción, valoración y respeto de la cultura de la Paz y de los Derechos Humanos, optando por el trabajo social con los más marginados y empobrecidos del país. Ubicado en un continente signado por las expresiones más descarnadas de la injusticia y en un país que mantiene los niveles más altos de desigualdad social. El Servicio Paz y Justicia de Chile sigue empeñado en transitar por ese largo camino que es la superación de la violencia.

ContactO

(032) 2156239

contacto@serpajchile.cl

Orella 1015, Valparaíso

ESCRÍBENOS

9 + 2 =

ASOCIATIVIDAD

ORGANISMOS PÚBLICOS FINANCISTAS