Desde 1970 se conmemora el 22 de abril, para alertar sobre los problemas que enfrenta el planeta.

Este jueves 22 de abril se conmemora el Día de la Tierra, fecha que desde 1970 se usa para alertar sobre los problemas medioambientales que vive el planeta, acrecentados en las últimas décadas por el cambio climático, que ha desdibujado lo que para la humanidad constituía la normalidad, como los períodos de lluvias o las temperaturas promedio.

En Chile, el Día de la Tierra está marcado por las críticas al Gobierno por la no suscripción del Acuerdo de Escazú, que tenía como punto de partida esta jornada, aunque el Presidente sí participó en la telemática Cumbre de Líderes sobre el Clima.

Escazú tiene como objetivo de luchar contra las injusticias y desigualdades ambientales en América Latina y el Caribe, dándole más derechos a las personas para que puedan defender su entorno, pero La Moneda lo desechó por “inconveniente”, pese a que Chile fue uno de sus impulsores.

“Esa vuelta de carnero y falta de seriedad en la conducción de las Relaciones Exteriores del país sin duda le jugará una mala pasada al Gobierno a la hora de pedirle a nuestros vecinos que vuelvan a confiar en nosotros”, comenta el coordinador nacional de la campaña por la firma del Acuerdo de Escazú en Chile, Sebastián Benfeld.

Para la directora política de Greenpeace, Josefina Correa, “la justicia ambiental y, particularmente, la protección de las personas defensoras de derechos ambientales son claves para poder avanzar de manera sustancial en el cambio de definiciones que tenemos que realizar para impedir el colapso ecológico de nuestro planeta”.

En la instancia, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, indicó que “hoy quiero invitarlos a ustedes a avanzar más, que ustedes vean dos propuestas: primero, establecer una zona de protección en la Antártida, como hemos presentado antes, es la protección de todo el mar alrededor de la Antártida”.

“Y segundo, es la creación de la primera zona de protección en alto mar, especialmente en la zona de nazca que es súper rica en biodiversidad“, agregó.

“EL PRÓXIMO GOBIERNO TENDRÁ QUE VOLVER A ESCAZÚ”

El director del Centro de Acción Climática de la Universidad Católica de Valparaíso y ex ministro de Medioambiente, Marcelo Mena, criticó al Gobierno de Piñera por no firmar el acuerdo de Escazú.

“Básicamente nos quedamos como el capitán Araya. Convenció a todas las grandes economías de Latinoamérica, hoy día el Presidente Piñera va junto con otros cinco países de Latinoamérica a la cumbre de Biden, es el único que no ha firmado el acuerdo de Escazú”, señaló la ex autoridad de Gobierno.

“Nosotros convencimos en su momento al gobierno brasileño, mexicano, argentino; hay 24 países que han firmado este acuerdo, hoy día entra en vigencia -detalló- Son cosas que son los valores de Chile: ser transparentes respecto a la información ambiental“.

“Tendrá el próximo Gobierno que enmendar este error y volvermos pronto al acuerdo de Escazú“, cerró.

BACHELET: “SALUDO A LOS ESTADOS QUE RATIFICARON ESCAZÚ”

La ex presidenta de Chile y actual alta comsionada para los DD.HH. de la ONU, Michelle Bachelet, enfatizó que “la emergencia climática y la destrucción en curso de los sistemas naturalez de nuestro planeta, es una crisis que ningún país puede abordar solo”

“La cooperación internacional y el multilateralismo, incluso a través de instrumentos como el acuerdo de Escazú, deben estar en el centro de nuestros esfuerzos para garantizar un enfoque basado en los derechos para un recuperación verde e inclusiva de la pandemia

Saludo a los Estados que ratificaron el acuerdo“, valoró Bachelet. 

Constitucionalidad y el problema del agua 

El problema de las sequías, como la que hace una década se vive en Chile, y el estatus legal del agua son también temas que relevan las organizaciones ambientales, porque si bien los cursos de agua o napas pueden tener nuevas regulaciones, centradas en las personas, el efecto del cambio climático sobre las precipitaciones es más difícil de combatir.

Para Antonia Rivera, directora de Proyectos de la Fundación Amulén, la conmemoración del Día de la Tierra “nos encuentra sin agua”, como se refleja en “la escasez hídrica permanente que enfrentan 104 comunas de Chile, además de la estrecha relación que existe entre pobreza y acceso a agua”.

“Si nos detenemos en el mundo rural, la situación se complejiza aún más, considerando que el 47,2% de la población no urbana no tiene abastecimiento formal de agua potable y que un 84% de esta población consume aguas superficiales o subterráneas afectadas por la estrechez hídrica que estamos viviendo”, agrega.

Por ello, Rivera apunta a los sistemas de Agua Potable Rural (APR), cuyo mejoramiento “es urgente”, junto a la “innovación en las políticas públicas relacionadas con la gestión del agua: La disponibilidad del recurso debe ser parte central de la agenda social de nuestro país”.

En esa línea, el diputado del Frente Amplio y candidato presidencial Gabriel Boric consideró que “el prisma ecológico debe ser el pilar que guíe la agenda económica de reactivación sostenible, que entregue bienestar y derechos sociales a las personas, a través de políticas que permitan disminuir el metabolismo social y mejorar el bienestar de las personas”.

“El deterioro de los ecosistemas amenaza nuestra estabilidad y organización social en múltiples dimensiones”, alertó en una columna de opinión publicada en Cooperativa.

Hablar de ‘la Tierra’ sugiere que es ella -y no nosotros- la que padece los problemas ambientales. Esa evocación un tanto romántica nos hace olvidar que cuando hablamos del ambiente nos referimos al hábitat de las personas y comunidades; al lugar específico donde éstas encuentran sustento y cobijo; el lugar donde viven y donde obtienen los recursos que requieren para reproducir sus formas de vida”, llama la atención Mauricio Folchi, académico de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile.

El integrante del Comité Académico del Programa Transdisciplinario en Medio Ambiente (Proma) recuerda que “no debemos olvidar ni por un instante que el deterioro del medio ambiente en el que vivimos o el cambio en las reglas de acceso a los recursos, repercute directamente en el bienestar de todos y en la posibilidad de reproducir nuestras formas de vida (…) el Día de la Tierra es también el de la gente“.

La nueva Constitución no debería limitarse a consignar de manera cosmética ‘el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación’, sino a reconocer que la vida de las personas depende de la calidad del ambiente y del acceso a los recursos que de él necesitan”, resumió.

Texto e imagen: Cooperativa https://www.cooperativa.cl/noticias/sociedad/medioambiente/dia-de-la-tierra-de-escazu-a-la-falta-de-agua-y-la-inclusion/2021-04-22/122613.html