En el Museo de Educación Gabriela Mistral, la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Ríos, presentó el inicio del plan nacional de búsqueda de personas detenidas desaparecidas tras el golpe de Estado de 1973.

A medio siglo del golpe: La Moneda impulsa plan para buscar a detenidos desaparecidos en dictadura

El 22 de septiembre, el gobierno presentó el inicio del plan nacional de búsqueda de personas detenidas desaparecidas durante la dictadura militar encabezada por Augusto Pinochet.

La iniciativa, a presentarse el próximo año en la quincuagésima conmemoración del golpe de Estado de 1973, cuenta con la participación de familiares y agrupaciones de víctimas de desaparición forzada.

El plan fue presentado por la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Ríos, en el Museo de Educación Gabriela Mistral.

“Más allá de que los perpetradores de crímenes no quieran hablar, hay muchas instituciones que pueden colaborar y, como Estado, tenemos deudas y tareas pendientes, desde el Servicio Médico Legal, hasta instituciones fiscales o el Poder Judicial”, apuntó la ministra Marcela Ríos.

“No pretendemos demorarnos eternamente”

La subsecretaria de Derechos Humanos, Haydee Oberreuter, por su parte, destacó la participación de las organizaciones: “No estamos definiendo desde arriba un cronograma, ni desde la institucionalidad”, recalcó.

Desde el Ejecutivo esperan presentar el diseño del plan a fines del presente año. Sin embargo, “si hay que tomarlo con calma, lo vamos a hacer”, comentó la subsecretaria de Derechos Humanos, Haydee Oberreuter.

Además, aclaró que los plazos dependerán del trabajo con las agrupaciones que se sumen a la iniciativa. “No pretendemos demorarnos eternamente, pero hay un mandato prefigurado de las organizaciones que les interesa que las cosas se hagan bien y si hay que tomarlo con calma, lo vamos a tomar”, expresó.

Actualmente, en Chile continúan habiendo 1.159 víctimas de desaparición forzada tras el golpe de Estado de 1973.

La dictadura duró 17 años y dejó más de 40.000 víctimas, entre ejecutados, detenidos desaparecidos, prisioneros políticos y torturados, según cifras de la comisión oficial que recopiló testimonios de víctimas y familiares. Más de 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado.

Fuente: Cooperativa