Máximo tribunal rechazó el recurso de casación en el fondo presentado por la defensa, y confirmó la sentencia que condenó al oficial de Ejército en retiro Hamilton Orlando Rousseau Rosales Barrueta a la pena de 10 años de presidio.

La Corte Suprema rechazó el recurso de casación en el fondo presentado por la defensa y confirmó la sentencia que condenó al oficial de Ejército en retiro Hamilton Orlando Rousseau Rosales Barrueta a la pena de 10 años de presidio, en calidad de autor del delito de secuestro calificado del adolescente Mario Salinas Vera, detenido en octubre de 1973, fecha desde la cual se encuentra desaparecido.

En fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Haroldo Brito, Jorge Dahm, Leopoldo Llanos, la ministra María Teresa Letelier y el abogado (i) Gonzalo Ruz– desestimó la procedencia del recurso interpuesto en contra de la sentencia, dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago, al contener peticiones contradictorias e incompatibles entre sí.

En el fallo de primera instancia, el ministro en visita Mario Carroza dio por establecidos los siguientes hechos:

«a.- Que, en el período previo al 11 de septiembre de 1973 y luego en el contexto de la toma de poder que se instauraba en el país, se comenzaron a llevar a cabo transformaciones institucionales profundas y dado el control que era requerido ejercer a nivel nacional, el alto mando del Ejército de Chile decide dar inicio a un proceso de reorganización de sus tropas, para lidiar con los obstáculos que se percibían, y de esa forma reducir los conflictos que se suscitarían por la existencia de fuerzas políticas;

b.- Que, en las circunstancias descritas de forma precedente, y a raíz de los acontecimientos ocurridos en el país el 11 de septiembre de 1973, el Gobierno Militar ordena el control total de la ciudad de Santiago, para lo cual distribuye misiones a realizar en lugares geográficos de la ciudad a unidades militares, como en este caso, cuando el batallón del Regimiento N° 18 ‘Guardia Vieja’, queda asentado en el recinto ‘FISA’ de la comuna de Cerrillos, a cargo del Comandante del Regimiento Teniente Coronel Luis Víctor Prüssing Schwartz, secundado por el Mayor Hamilton Orlando Rousseau Rosales Barrueta, correspondiéndole a su contingente controlar la comuna de Maipú;

c.- Que en ese contexto, el Regimiento había trasladado a gran parte de su contingente desde Los Andes, pertenecientes a las compañías de Infantería, Cazadores, Mortero, Artillería y Andina, pero no solo al recinto de la Feria Internacional de Santiago –FISA–, sino que también procede a acantonar sus tropas en la Medialuna y en el Gimnasio Municipal de la Comuna de Maipú, facultándolos a efectuar patrullajes en el cordón industrial de Cerrillos, en la Comuna de Estación Central, Avenida 5 de Abril, Pajaritos, Las Rejas, General Velásquez, y otros sectores de la Jurisdicción;

d.- Que así las cosas, el día 20 de octubre de 1973, Mario Salinas Vera de 16 años de edad, sin militancia política, es detenido sin orden judicial desde la Población Los Nogales de la Comuna de Maipú, actual comuna de Estación Central, por efectivos de dicho Regimiento, en virtud de órdenes impartidas por el mando del Regimiento, lo suben a un camión del Ejército y le trasladan al Gimnasio de la citada comuna, ubicado en Avenida Las Rejas con 5 de Abril, lugar donde su hermano Miguel Salinas Vera estuvo detenido y afirma haberlo visto en esa oportunidad;

e.- Que encontrándose cautivo en dichas dependencias, al día siguiente, en horas de la mañana, Mario Salinas Vera es trasladado en un camión militar hasta la casa de sus padres por los mismos militares de dicho Regimiento, conversan con ellos y acto seguido, se lo llevan con destino desconocido, lo cual hasta la fecha no se ha podido establecer, a pesar de todos los esfuerzos de sus familiares por ubicarle».

En el aspecto civil, se condenó al fisco a pagar una indemnización de veinte millones de pesos al hermano de la víctima.

Fuente: El Ciudadano