En la Corte Suprema hay pendientes un total de 151 causas.

El ministro de la Corte Suprema y coordinador de causas de derechos humanos, Mario Carroza Espinosa, afirmó que la Corte Suprema tiene el compromiso de seguir adelante con todas las causas que investigan sobre crímenes de lesa humanidad en el período de 1973-1990.

Esto, en un año en el que se conmemoran 50 años desde el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

Carroza hizo un balance de 2022, entregando un detalle del estado de las investigaciones, y reiteró la postura del máximo tribunal del país y de todo el Poder Judicial en la materia.

“Nosotros estamos con un compromiso, intensificar esto que se ha ido perfeccionando en el tiempo con ministros muy comprometidos, viendo la forma como se puede hacer más eficiente la investigación, conversando con las entidades que están vinculadas, establecer dónde pueden estar también los retrasos en investigaciones, pero que nosotros vamos a seguir hasta el final”, sostuvo.

“Hay un compromiso de la Corte Suprema, de toda la Corte Suprema en el sentido de que este es un proceso que no se detiene, las personas pueden pasar, pueden continuar, pueden insertarse en ello, pero el proceso se mantiene hasta que se resuelva y pueda realizarse toda la labor que en alguna manera debiésemos haber comenzado hace muchos años atrás y que estamos como poco tarde, pero que no por eso no lo podemos llegar a concretarla”, añadió.

De acuerdo al detalle dado a conocer por Carroza, actualmente existen 17 ministros de cortes de apelaciones de todo el país investigando causas por violaciones a los derechos humanos entre 1973 y 1990, con un total de 1.463 procesos por delitos, tales como secuestros calificado, homicidios, aplicación de tormentos, entre otros.

En las cortes de apelaciones existen pendientes de revisión un total de 34 causas, ya sea por apelaciones de sentencias definitivas o consultas de sobreseimientos de causas.

“Nosotros tenemos alrededor de 1400 causas vigentes y que siguen ingresando, donde fundamentalmente ya los casos de desapariciones están prácticamente fallados. Hay algunos elementos que considerar, como las inhumación, exhumación y que estamos trabajando en ese sentido y eso ha generado otro proceso, pero en el fondo ya estamos en el periodo de terminar las causas por los ejecutados que comenzaron en el 2010, 2011″, explicó.

“Ahora hay un mayor número de procesos de tortura y en ese sentido quienes han tenido un mayor número de causas ha sido Santiago, San Miguel, Valparaíso y algo ha aumentado en Punta Arenas. Pero estamos viendo y revisando todos los procesos con el propósito de que lleguen a término lo más nuevo posible. Pero están los ministros bien encaminados”, especificó el ministro.

Carroza recordó que la Segunda Sala Corte Suprema tomó medidas para para poder acelerar la lista de causas en espera, lo que ha tenido buenos resultados este año, según dijo.

En el máximo tribunal hay pendientes un total de 151 causas por violaciones a los derechos humanos. De ellas 15 se encuentran en acuerdo o fase de redacción de sentencia; 31 en tabla y con relator designado; 101 con autos en relación y sin relator designado; un recurso desistido con relator designado; y tres para dar cuenta de admisibilidad.

Fuente: La Tercera