• Home »
  • Noticias »
  • Capacitación en Identidad de género: La oportunidad fortalecer nuestras prácticas en coherencia con el respeto y la visibilización de la diversidad

Capacitación en Identidad de género: La oportunidad fortalecer nuestras prácticas en coherencia con el respeto y la visibilización de la diversidad

La recientemente aprobada Ley de Identidad de Género en Chile, sumada a la inclusión de niños, niñas y adolescentes NNA trans a través del Ministerio de Educación hace necesario que los distintos dispositivos de intervención infanto adolescente se planteen un nuevo abordaje hacia la diversidad, modificando prácticas, metodologías y acompañamiento. Es en este escenario que el Servicio Paz y Justicia apostó por que sus profesionales participaran de una capacitación en sobre conceptos clave de género y sexualidad; derechos humanos y personas LGBTI.

SERPAJ Chile convocó a Directores y Coordinadores de proyectos PIE de la V región, además de los asesores técnicos de su Unidad Nacional de Infancia y Derechos. “Priorizamos la participación de programas PIE porque tenemos conocimiento que en la región de Valparaíso atienden a población Trans, y nos han manifestado la necesidad de  asesoría y lineamientos específicos para ellos, más que desde otra modalidad1des. De esta forma, es prioritario que manejen no sólo estrategias de intervención, sino también el marco legal internacional y nacional, en pos de la protección de NNA”, explicó la Encargada de la Unidad de Infancia y Derechos, Verónica Castro.

La iniciativa organizada por Somos Reconocer y el Colegio de Profesores Valparaíso incluyó el abordaje clínico de niños, niñas y adolescentes Trans, así como el acompañamiento a las familias de NNA que transitan de género.

“Una primera herramienta que es bastante importante para el trabajo que realizamos tiene que ver con conocer estrategias para el acompañamiento integral a niños niñas y adolescentes trans y también a sus familias, el abordaje integral desde lo terapéutico, lo clínico pero también desde el trabajo con las redes de educación y salud, desde una perspectiva de derechos humanos, que también pueda contribuir a la restitución de los derechos vulnerados de estos NNA”, agregó Verónica Castro

La iniciativa que fue valorada por los participantes por su calidad y exhaustividad contó con la relatoría a cargo de Andrés Rivera, Académico y Consultor Internacional Derechos Humanos e Identidad de Género, y Patricia Casanova, Magister en Piscología Clínica, dedicada al acompañamiento de personas Trans en la infancia, adolescencia y adultez .

Herramientas que proponen desafíos

Desde la Unidad de Infancia, la asesora Cassandra Rivas, destacó las nuevas herramientas obtenidas en el espacio, referentes a conocer el marco legal e internacional respecto a las personas Trans, La ley de identidad de género y su real y efectiva aplicación en Chile, conocer estrategias de intervención para acompañar a NNA en su proceso de transición de género, lo que viene a fortalecer son las competencias y habilidades técnicas de los equipos para intervenir en estos casos. Por su parte, la profesional del PIE Armonía de Quillota manifestó  “considero muy relevante el abordaje y acompañamiento que se puede realizar con las personas trans, acá en el proyecto ya se han presentado ingresos, por lo que es relevante transmitir las formas que se pudiese “intervenir”, ya sea de entrevistas con la incorporación de cuentos y/o apoyo audiovisual, creo que fueron instancias muy interesantes durante la jornada. Considero que fue una excelente Jornada de aprendizaje, por lo que me quedo con desafíos para trabajar en conjunto con el equipo en instancias de reuniones técnicas y poder transmitir la importancia de un acompañamiento activo”.

Desde la Unidad de Infancia destacaron la importancia de transferir a los equipos regionales el reconocimiento de las barreras y sesgos de visibilización de la identidad de género “estas barreras son bastantes reconocibles y el hecho de poder trabajarlas con los equipos nos va a permitir también problematizarnos, revisar nuestros propios sesgos en torno a la temática y que ello permita sin duda mejorar nuestras prácticas, poner en tensión el cómo miramos la niñez y la adolescencia que esta transitando y lo más importante es el  desafío a los propios sesgos, a los sesgos colectivos, poder dar esta discusión en los equipos, de manera de poder abrirnos a estudiar más sobre el tema para poder tener una mejor intervención en contextos y con niños y niñas que pertenecen también a una diversidad sexual y superar este modelo que es binario, en relación a que todo esta establecido hombre mujer”, argumentó la encargada de Unidad de Infancia.

Educación para la Paz

Sin duda la experiencia presenta también un desafío político institucional, especialmente en lo referente al sello de SERPAJ, situado en la educación para la Paz y la promoción de los derechos humanos, en ese sentido, la asesora del área de educación, Lucía Retamal  reconoció que “Un eje fundamental en la misión de Serpaj es aportar en la construcción de un mundo de paz, basado en la convivencia y el desarrollo de relaciones armónicas. Por tanto, estas herramientas nos desafían a disponer de estrategias orientadas por una parte a atender sus diversidades personales y colectivas y las necesidades y requerimientos que de allí emerjan, pero también a asegurar que en el interior de nuestros proyectos se creen espacios seguros y respetuosos que favorezcan su desarrollo integral”, del mismo modo la profesional mencionó la importancia de traspasar el conocimiento al resto de los programas a nivel nacional “En el área de la asesoría a proyectos educativos, y particularmente con los jardines infantiles, tenemos la tarea especial de promover espacios de capacitación y reflexión entre los equipos de profesoras y técnicos que trasciendan a toda la comunidad educativa.  El desafío con los programas de reinserción educativa es trabajar esta temática, y sea un eje más a atender, lo cual permita desplegar estrategias de trabajo directo, complementario y en red que aseguren el derecho a la educación de los estudiantes, lo cual permita dar continuidad a su trayectoria educativa”, concluyó.