SERPAJ Chile despide al padre Olivier d`Argouges

 v

En SERPAJ Chile hemos recibido la triste noticia del fallecimiento del Padre Olivier d´Argouges, quien fuera nuestro gran impulsor en apoyar las iniciativas  de la No Violencia activa en Lota durante la Dictadura. Como Párroco asignó para en SERPAJ una sala reservada en tiempos en que para  Jornadas y Actos masivos, tanto en Lota, como en Santiago (Lourdes) se disponían de espacios para actividades y Ayunos de Protesta.

Fue Protector y maestro de la formación de la estrategia contra la violencia y dictadura.Al recibir el Boletín de su partida, en que se destaca su lucha por la liberación y la justicia hemos rendido un cariñoso homenaje a un misionero de la Paz. Serpaj se ha sumado con cariño al masivo reconocimiento que se le ha rendido y lo despedimos con amor y respeto .

 

Olivier d’Argouges. Religioso Asuncionista
Francia, 27 de enero de 1924 – Chile 20 de enero de 2019

En la enfermería de la Casa Provincial de los Religiosos Agustinos de la Asunción, falleció la noche del sábado 20 de este mes el padre Olivier d’Argouges, llegado a Chile, como misionero, el año 1951. Su primer destino en Chile fue como vicario en la parroquia San Juan de Matta de Concepción.
Apóstol abnegado y dedicado a servir a sus hermanos, a su patria de origen solamente regresaba para unas justas vacaciones. Nunca quiso dejar Chile que amó profundamente. En su congregación tuvo innumerables tareas, destacando las de servicio a sus hermanos en la animación de la vida comunitaria.
Su amor a la Iglesia se manifestaba constantemente y tuvo su expresión más sobresaliente cuando a partir del 22 de junio de1982 y hasta abril de 1987, el Cardenal arzobispo de Santiago, don Raúl Silva Henríquez, lo nombra Vicario Episcopal de la Zona Oeste del Arzobispado de Santiago. Eran tiempos duros y complicados para la Iglesia católica. La defensa de los perseguidos era vista de muy mal modo, en efecto, el padre Olivier puso en riesgo su vida en más de una oportunidad. La que más se recuerda entre quienes vivieron en esa época, es cuando desde su vehículo, las fuerzas de seguridad sacan violentamente a unos sacerdotes que el padre transportaba por pedido del arzobispo de Santiago. Fue una situación dolorosa que habla muy bien del compromiso de pastor y de misionero de Olivier d’Argouges.
Ha partido un hombre consagrado que hizo mucho bien en Chile y que, desde su vida religiosa asuncionista, aportó mucho para que los sufrientes y empobrecidos vieran mitigado su dolor. Así lo reconocen los habitantes de Lota, Santiago, Valparaíso, Melipilla, Rengo.