SERPAJ Tarapacá: Promoviendo el derecho a la identidad

En 1989, nuestro país ratifica la convención internacional de derechos del niño y la niña, incluyendo este el derecho a la identidad, entendido como uno de los derechos fundamentales de todo ser humano, necesario para poder beneficiarse de los otros derechos fundamentales.

El derecho del niño a la identidad

Desde el momento de su nacimiento, toda persona tiene derecho a obtener una identidad. La identidad incluye el nombre, el apellido, la fecha de nacimiento, el sexo y la nacionalidad. Es la prueba de la existencia de una persona como parte de una sociedad, como individuo que forma parte de un todoIMG_2600; es lo que la caracteriza y la diferencia de las demás.

Todos los niños tienen derecho a poseer una identidad oficial, es decir, a tener un nombre, un apellido, una nacionalidad y a conocer la identidad de sus progenitores.

En el ejercicio del respeto y la promoción de este derecho, el equipo del programa “Abriendo Caminos Suma  Jutiri”, perteneciente a SERPAJ Tarapacá, realizó una actividad junto a  20 familias pertenecientes al  programa, en donde 30 niños, niñas y adolescentes pudieron adquirir su cédula de identidad de manera gratuita gracias a la gestión realizada por los equipos del SERPAJ el ministerio de Desarrollo Social.

 

“Esta actividad responde al derecho básico de los niños y las niñas, a tener una identidad. Todo niño debe ser registrado inmediatamente después de su nacimiento, ya que los padres tienen la obligación de informar el nombre, el apellido y la fecha de nacimiento del recién nacido, esta acción supone el reconocimiento inmediato por parte del Estado de la existencia de niños y niñas, y la formalización de su nacimiento ante la ley. Con esta actividad, coordinada con el registro civil móvil, conseguimos que 30 NNA obtuvieran su cédula de identidad, de los cuales 10 de ellos por primera vez realizaba el trámite” explicó la Directora de SERPAJ Tarapacá, Natalia Ossio

La identidad facilita la integración de los niños en la sociedad

La inscripción en el Registro Civil y la concesión de la nacionalidad le proporcionará al recién nacido la capacidad jurídica. Es decir, será reconocido como miembro de la sociedad, por lo que tendrá una serie de derechos y obligaciones. Además, tendrá acceso a los diferentes servicios necesarios para desarrollarse y construir su vida y su porvenir, como la educación y la sanidad.

La identidad les permite a niños y niñas beneficiarse de la protección legal, al ser amparados por sus padres y el estado. Podrán beneficiarse del régimen de protección de menores vigente, que se encargará de protegerlos contra las diferentes muestras de maltrato y explotación