• Home »
  • actualidad »
  • Premios Nobel LLaman al diálogo pacífico entre los Estados Unidos y Corea del Norte

Premios Nobel LLaman al diálogo pacífico entre los Estados Unidos y Corea del Norte

Compartimos declaración de premios Nobel al Secretario General de las Naciones Unidas:

premio_nobel

Estimado señor Secretario General Naciones Unidas:

Como laureados del Premio Nobel de la Paz, creemos que la abolición de las armas nucleares en todo el mundo es esencial para la paz mundial. Aplaudimos la reciente adopción del primer tratado de prohibición de las armas nucleares en las Naciones Unidas y le brindamos todo nuestro apoyo a usted ya su oficina en este empeño.

Sin embargo, estamos sumamente preocupados por las recientes y crecientes amenazas de violencia entre Corea del Norte y Estados Unidos. Estamos particularmente alarmados por las amenazas explícitas hechas por el Presidente de los Estados Unidos de “destruir totalmente a Corea del Norte” durante su intervención en la Asamblea General de la ONU.

Hacemos un llamado a su liderazgo para organizar una convocatoria urgente para abordar y desactivar esta situación potencialmente desastrosa.

Señor Secretario General, “destruir totalmente” un país significa el exterminio de toda una población de civiles, de los cuales más de la mitad serían mujeres y niños. Tales declaraciones no tienen cabida en las Naciones Unidas y socavan peligrosamente sus principios fundadores de paz y respeto al derecho internacional.

La creciente militarización de Corea del Norte, incluidos sus programas nucleares y de misiles, es igualmente alarmante e inaceptable.

Creemos que una diplomacia audaz y proactiva es la única manera de avanzar, y le urgimos a enviar un mensaje fuerte tanto a los Estados como a sus líderes para restablecer el diálogo y comprometerse en la resolución pacífica de conflictos para evitar una posible crisis nuclear global.

Apoyamos plenamente las recomendaciones que recientemente le hicieron “Women Cross DMZ (Mujeres traspasan la Zona Desmilitarizada)” que trabajan a nivel mundial para traer la paz a la península de Corea, y le llamamos a:

i) nombrar inmediatamente a un enviado especial de las Naciones Unidas y a un equipo de mediación de alto nivel dirigido por mujeres para trabajar en pos de un pacto de no agresión como primer paso hacia un acuerdo formal de paz que clausuraría oficialmente la guerra de Corea de los años ’50;

ii) negociar la congelación de las pruebas nucleares de Corea del Norte a cambio del cese de los ejercicios militares de EE.UU. y Corea del Sur;

iii) responsabilizar a los Estados Unidos por violar la Carta de la ONU con amenazas de uso de la fuerza en la Asamblea General;

iv) considerar la posibilidad de levantar algunas de las sanciones existentes contra Corea del Norte como parte de una estrategia a largo plazo para alentar a su liderazgo a desnuclearizar y entablar un diálogo pacífico.

La población civil de Corea del Norte, y sus mujeres en particular, han sufrido un sufrimiento inimaginable en las últimas décadas: una cuarta parte de la población norcoreana murió durante la Guerra de Corea. No debemos dejar que el discurso violento silencie las voces de estos civiles, y de quienes trabajan por la paz en particular.

Sinceramente,

Mairead Maguire, Premio Nobel de la Paz, (1976) – Irlanda del Norte

Jody Williams, Premio Nobel de la Paz (1997) – Estados Unidos

Rigoberta Menchu, Premio Nobel de la Paz (1992) – Guatemala

Shirin Ebadi, Premio Nobel de la Paz (2003) – Irán

Leymah Gbowee, Premio Nobel de la Paz (2011) – Liberia

Tawakkol Karman, Premio Nobel de la Paz (2011) – Yemen

Adolfo Perez Esquivel, Premio Nobel de la Paz (1980) – Argentina