SERPAJ RM: Equipos conmemoran el Wetripantu y reflexionan en torno a la interculturalidad

EquipoRM

En el marco de la celebración del Wetripantu, equipos de SERPAJ Región Metropolitana junto al presidente de SERPAJ Chile, Fernando Aliaga, están realizando jornadas de reflexión en torno a este hito tan significativo en la comunidad mapuche, donde se conmemora un nuevo ciclo de la vida con  salida del sol y la luna. Sin embargo, junto con ello,  desde los equipos de SERPAJ RM también se genera un cuestionamiento en torno al olvido de las tradiciones culturales de nuestros pueblos originarios, aludiendo a que en la actualidad hay una valoración y supremacía de la cultura occidental que olvida y margina, raíces y tradiciones, no sólo de la cosmovisión mapuche, sino de toda una cultura latinoamericana.

Es en este sentido, que la reflexión en torno al Wetripantu desarrollada el pasado 19 de junio por el equipo PEC Rucanewe y que el próximo 23 realizará el PDE Mario Benedetti, también apunta a una interpelación cultural y social  profundamente arraigada en tradiciones occidentales, que muchas veces no valora las múltiples expresiones culturales autóctonas como parte vital de la conformación de los pueblos.

De esta forma, Catherine Alfaro, directora regional, explica que “a través de estos espacios no sólo buscamos reflexionar junto a los equipos, sino también proponer y propiciar espacios socioculturales abiertos, plurales y diversos donde la convivencia solidaria nos interpele a construir una sociedad más justa, que no sólo reconozca el gran aporte de los pueblos originarios, sino también extrapolar dicha reflexión al reconocimiento de grupos vulnerados y muchas veces invisibilizados de nuestra sociedad, como son los niños, niñas y jóvenes con quienes a diario trabajamos. Si bien en esta oportunidad vemos cómo se invisibilizan nuestras raíces mapuches, también vemos como esta realidad es un síntoma de un problema social y cultural mayor”.

A continuación, exponemos el texto base elaborado por Fernando Aliaga, para propiciar estos espacios de análisis, debate y reflexión en los equipos de SERPAJ Chile:

WETRIPANTU E INTERCULTURALIDAD

“Del 21 al 24 de junio, nuestro planeta, integrante del Sistema Solar, se encuentra en la posición estelar del Solsticio solar, esto es, tendremos la noche más larga del año. El amanecer de esa fecha, en nuestra realidad cósmica, nos señala un nuevo año, definido por nuestra relación tierra – sol.

Como culturalmente somos dependientes de lo que sucede en el hemisferio norte, nuestro Año Nuevo se rige por el Calendario europeo.

Tenemos, entonces, que la celebración mapuche del Wetripantu nos evidencia un desfase cultural. El Pueblo Mapuche y los pueblos autóctonos de América del Sur celebran el Año Nuevo y con esta celebración expresan una identidad con el medio ambiente. Su momento festivo es expresión de una consonancia ecológica, esto es, la alegría de un pueblo que celebra el regreso del sol dentro de la órbita del movimiento terrestre de traslación. Nosotros, los así autodenominados “civilizados” expresamos, frente a este fenómeno, una total indiferencia, que es fruto de una alienación colonial.

Entonces, la fecha del Wetripantu viene a constituir una interpelación cultural, que debe traducirse en una reflexión que nos confronte críticamente como sujetos occidentales, los cuales, según el filósofo Raúl Fornet – Betacourt, pretenden ser poseedores de un punto de vista absoluto y que “hablamos de lo absoluto en sentido absoluto”

En consecuencia, el olvido y la marginación de esta celebración, no sólo cuestiona nuestro modelo monocultural cristiano, el cual ha agredido ritual y simbólicamente a pueblos autóctonas, sino que evidencia en la contextura de la geografía humana de los pueblos latinoamericanos una falla que atenta contra su identidad intercultural.

Por lo tanto, para superar el fruto de la dominación cultural y transitar a la convivencia plural y solidaria entre diferentes es preciso que debemos tomar conciencia que debemos enfrentar estos tres desafíos, a través de una política educacional, liberadora.

I.-Superar la inculturación entendida como misión que coloniza al diferente. Por lo mismo, se requiere llevar a cabo inculturaciones que vayan de la mano con un pensar y un celebrar, dialogando entre las culturas aborígenes.

II.- Encarar la actual crisis de la religión cristiana, que predomina en Occidente y, al mismo tiempo impugnar la globalización neoliberal que uniformiza e impide  una transformación espiritual imponiendo pautas neutrales del mercado planetario.

III.- La interculturalidad debe ser vista, a la luz de una educación liberadora como alternativa a la globalización neoliberal, mediante un plural proyecto de convivencia y solidaridad entre mundos diferentes”

wetripantu