• Home »
  • Noticias »
  • Recordando a Eduardo Galeano: “Nunca hubo una guerra buena o una paz mala”

Recordando a Eduardo Galeano: “Nunca hubo una guerra buena o una paz mala”

GALEANO

 

No sólo tomó el pulso e interpretó la realidad de nuestra América Latina.Con su pluma incisiva, el legado de Eduardo Galeano se perpetúa  al recorrer una aguda deconstrucción de la realidad, de la paz, la libertad, los derechos humanos y tantos otros temas que el periodista y escritor plasmó en sus obras . A dos años de su muerte, desde SERPAJ Chile no quedamos indiferentes a su crítica social,  a su labor por impulsar la revisión de delitos cometidos durante la dictadura de su país, así como adherir a diversas causas vinculadas con la cultura y desarrollo de Latinoamerica. A dos años de su partida, sin duda su obra nos sigue interpelando, continúa siendo un legado para las futuras generaciones.

Homenaje a Eduardo Galeano

Ayer 13 de abril de este año que avanzamos nos ha dejado Eduardo Galeano. Nos ha dejado y resulta difícil explicar esta pérdida: por su talento, por su talento literario, histórico, político y de otros tantos temas y espacios que sería extenso relatar, pero  especialmente se le añora por su talento humano en un mundo con tan escasa humanidad.Cuando escribía la obra que dediqué al poco respeto que ha tenido el poder económico y político estadounidense al resto de culturas y países del mundo, Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países, Eduardo Galeano fue fuente de inspiración y de sabiduría, pues él ya en tantas y tantas obras nos hablaba del maltrato y explotación sufrida por América Latina. Una América Latina que era desangrada dejando sus venas abiertas, mientras otros se enriquecían con su sufrimiento y muerte. América Latina, afortunadamente, revivió y está ahora más viva y fuerte que nunca.

Hoy América Latina es realmente un referente y no los Estados Unidos, aun a pesar de seguir siendo estos la mayor potencia militar del mundo, aunque ya dejaron de ser la económica.Hoy Estados Unidos es una poderosa nación, tal vez  la más poderosa en la historia humana. Esto en principio puede parecer algo bueno, un gran logro, pero, ¿cómo ha llegado ahí?, es más, ¿qué métodos y medios ha empleado para conseguirlo? ¿O no importan estos si se consiguen los objetivos?, es más, ¿siquiera los objetivos eran los más adecuados?

Las cuestiones son inquietantes y nos conducen a pensar qué modelo de vida y de mundo queremos. ¿Queremos un mundo en guerra continua o por el contrario un mundo donde el entendimiento y la concordia prevalezcan? ¿Es posible vivir en paz?

Desde luego la guerra, la historia de la guerra, nos ha mostrado muchas lecciones a aprender. Podemos tenerlas en cuenta o no, pero entonces deberemos ser consecuentes con nuestras decisiones.

Las sabias palabras de Benjamin Franklin y Eduardo Galeano nos hablan sobre las guerras, y también sobre los seres humanos que las practican y las llevan a cabo.

Nunca hubo una guerra buena o una paz mala. Benjamin Franklin

 Las guerras mienten, ninguna  guerra tiene la honestidad de confesar, “yo mato para robar”.  Las guerras siempre invocan nobles motivos, matan en nombre de la paz, en nombre de Dios, en nombre de la civilización, en nombre del  progreso, en nombre de la democracia. Y si por las dudas, tanta mentira no alcanzara, ahí están los grandes medios de comunicación dispuestos a inventar enemigos imaginarios para justificar la conversión del mundo en un gran manicomio y, en un inmenso matadero. En Rey Lear, Shakespeare había escrito que en este mundo los locos conducen a los ciegos, y cuatro siglos después los amos del mundo son locos enamorados de  la muerte… Uno se pregunta, ¿hasta cuándo?, ¿hasta cuándo la paz del mundo estará en manos de los que hacen el negocio de la guerra?, ¿hasta cuándo seguiremos creyendo que hemos nacido para el exterminio mutuo, y que el exterminio mutuo es nuestro destino?, ¿hasta cuándo? Si el mundo, este mundo merece ser otro mundo la marcha por la paz, la marcha del 2 de octubre, merece millones y millones de pies. Eduardo Galeano.

Acá las imágenes y mensaje de Eduardo Galeano, Adhiriendo a la Marcha por la paz y la no violencia  de 2009

Fuente:  http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.cl/2015/04/homenaje-eduardo-galeano.html