• Home »
  • Noticias »
  • Radrigán regresa con obra sobre reparaciones a víctimas de la dictadura

Radrigán regresa con obra sobre reparaciones a víctimas de la dictadura

Clausurado por ausencia

Este viernes se estrenará “Clausurado por ausencia”, montaje póstumo del dramaturgo que falleció en octubre pasado. La obra, que es dirigida por Francisco Krebs, cuenta la historia de tres personajes quienes esperan la inauguración de un memorial, hecho que no ocurre. En este sentido, el texto representa una crítica sobre cómo, durante democracia, se efectuaron las reconciliaciones con los familiares de detenidos desaparecidos.

En 2006 el Servicio Médico Legal reconoció errores en la identificación de 48 cuerpos de detenidos desaparecidos pertenecientes al Patio 29. La noticia significó una tragedia para los familiares y las agrupaciones de Derechos Humanos, quienes instaron a la institución a hacerse cargo del agravio.

Pero este hecho no quedó allí. Entonces, el dramaturgo Juan Radrigán, quien falleció en octubre de 2016, conmocionado por la equivocación del organismo, se embarcó en una aventura que lo llevó a escribir la obra Clausurado por ausencia, texto que se estrenará este viernes 17 de marzo en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM).

El montaje presenta la historia de tres personajes interpretados por Carla Casali, Paula Bravo y Miguelánguel Acevedo, quienes esperan la inauguración de un memorial en honor a los detenidos desaparecidos que, durante el regreso de la democracia, no han logrado ser identificados.

Sin embargo, durante el transcurso de la pieza, el tiempo avanza y las autoridades que debían asistir al evento no llegan, lo que finalmente se traduce en el olvido del memorial.

El montaje es dirigido por Francisco Krebs, quien comenzó a trabajar la obra junto a Radrigán en 2015. Ambos entablaron amistad hace 10 años cuando coincidieron en la Escuela de Teatro de la Universidad Arcis. Además, la obra cuenta con la participación del productor teatral Rienzi Laurie.

Clausurado por ausencia 2

“En Clausurado por ausencia todo está cruzado por el humor negro, lo que es muy propio de Radrigán. En ese sentido, la obra tiene una visión bastante lapidaria, por así decirlo, de la mala manera en que los chilenos nos hemos hecho cargo de ciertas cosas. Está el tema de la reparación, la memoria histórica. De pronto, es muy crítica de cómo ciertos sectores de la sociedad se acomodaron en el poder y se olvidaron de que ellos eran parte, justamente, de las víctimas”, explica sobre el montaje Francisco Krebs.

“La historia se trata de que llegada la democracia. Es una obra muy contingente, porque de alguna manera manifiesta cómo somos como sociedad respecto de los problemas por los cuales transitamos y es muy actual porque justamente quienes nos gobiernan y quienes son los poderosos dentro de la sociedad, son personas que en algún contexto pasado, no muy lejano, formaban parte de los oprimidos”, añade.

Para su escritura Radrigán realizó una investigación que lo llevó a visitar, en más de una ocasión, el Patio 29. También debió abordar distintos documentos que lo inspiraron para materializar el proyecto.

Por lo mismo, el montaje fue modificado en 2009, año en que el dramaturgo decidió incorporar un par de textos a la obra.

A su vez, la pieza revive el “teatro marginal” característico del dramaturgo. En ese sentido, Krebs comenta que en Clausurado por ausencia Radrigán logra mezclar temas y personajes apartados de los sistemas oficiales al mismo tiempo que incorpora un lenguaje poético.

“Él consigue momentos de profundidad maravillosos. Es un poco lo que pasa cuando uno se enfrenta a la dramaturgia de Shakespeare o de dramaturgos de ese tamaño, donde se logran mezclar lo cotidiano, lo mundano con las profundidades del alma de una manera muy certera, muy profunda, pero al mismo tiempo muy lúdica, consiguiendo incluso el humor, por un momento, o la desolación en otro”, dice.

Clausurado por ausencia estará en cartelera desde el viernes 17 de marzo hasta el 8 de abril, de miércoles a sábado a las 21 horas.  La entrada tiene un valor de $ 5.000 (general) y $ 3.000 (estudiantes y tercera edad).

Vía RadioUdeChile