• Home »
  • Noticias »
  • Ministros Latinoamericanos marcan ruta hacia la educación del desarrollo sostenible

Ministros Latinoamericanos marcan ruta hacia la educación del desarrollo sostenible

Con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas como guía, los ministros de Educación de América Latina y el Caribe se reunieron hoy en Buenos Aires para analizar conjuntamente la situación regional y compartir visiones sobre cómo avanzar hacia sistemas formativos del futuro.

Autoridades políticas, especialistas y representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) iniciaron hoy, en la sede de la Cancillería argentina, la primera de las dos jornadas que durará la Reunión Regional de este tipo, titulada “Educaciones y habilidades para el siglo XXI”.

“Esta agenda es mucho más que objetivos y buenas intenciones. Es un cambio de paradigma”, afirmó en la apertura del evento Gustavo Zlauvinen, subsecretario de Relaciones Exteriores de Argentina.

Las sesiones, que abordarán temas como la formación docente, la eficiencia educativa o la formación en valores de equidad y derechos humanos, buscan trazar un horizonte de compromiso común en el que los avances de unos países sirvan para impulsar soluciones en otros en un escenario de desarrollo sostenible.

“La región da imagen mixta. Se ha reducido la extrema pobreza, el hambre y la mortalidad infantil pero no homogéneamente. Los desafíos en educación también son enormes”, sostuvo, por su parte, el subdirector General de Educación en la Unesco, Qian Tang.

Pese a los avances alcanzados por la región en los últimos 15 años, con logros como un importante empujón al acceso a la educación primaria -que en 2015 ascendía hasta el 94 %- y a la secundaria, según Tang, en los últimos años “el progreso para alcanzar la educación universal se ha estancado”.

En concreto, aunque más gente accede a la educación, aún es baja la tasa de personas que la completan, algo fundamental para “evitar la pobreza”, señaló el subdirector.

“En el año 2012 solo el 73 % de los adolescentes en edad de educación secundaria estaban enrolados en la escuela”, expuso Tang.

También se le escapan a la región brechas de vulnerabilidad que afectan, por ejemplo, a minorías, discapacitados o comunidades que viven en áreas aisladas.

Pero además de analizar soluciones los problemas actuales, los ministros marcarán una hoja de ruta hacia lo que debe ser la educación del mundo del desarrollo sostenible, de acuerdo con la agenda 2030 de la ONU.

“La región sabe dónde está y sabe dónde quiere ir, lo importante es identificar cómo. Queremos dar formación para jóvenes que dentro de 20 años van a entrar en un contexto que aún no conocemos”, dijo a Efe Cecilia Barbieri, directora de la oficina de Educación de Unesco para América Latina.

Revisar lo que significa la “calidad” educativa en nuestros días y garantizar que esos estándares alcancen a todo el mundo sin dejar a nadie atrás, además de impulsar que la formación tenga continuidad durante la vida adulta, están también entre las metas de futuro.

“Son objetivos tan ambiciosos y transformadores que si no hay esta fuerte coherencia y alianza entre todos no vamos a lograrlo”, prosiguió.

Nuevas tendencias educativas, revisar el rol de las evaluaciones, las alianzas institucionales entre los distintos países, el papel del desarrollo del pensamiento crítico, la creatividad y las aptitudes empresariales y digitales serán otros de los puntos a tratar en el encuentro, de forma que la región esté mejor preparada para enfrentar el futuro cercano.

“Todo es causa y consecuencia de la educación. La educación es soberana cuando los pueblos progresan, solo ella traslada el poder al pueblo. Alguien que no tiene comprensión lectora no tiene libertad en el siglo XXI”, subrayó otro de los anfitriones del evento, el ministro de Educación argentino Esteban Bullrich, quien pidió que haya una reunión de este tipo anualmente.

“Cuando un joven toma un camión y decide atropellar a 80 personas no es un problema de inmigración, es un problema de educación”, lamentó el funcionario del Gobierno de Mauricio Macri.