SERPAJ Aysén reune a comunidades de Fe en una oración en el día Internacional por la Paz

“Hoy día escuchamos el grito, el dolor, la angustia de tantos niños, de tantas mujeres, de tantos pueblos, torturados por la violencia y la guerra, tantos pueblos obligados a salir de su tierra para buscar, justamente por ser tierra de violencia y de guerra,  otros lugares de paz”

Obispo de Aysén, Luis Infanti

pant

Obispo de Aysén, Luis Infanti e Invisibles por la Paz de SERPAJ en Manifestación en Plaza de Coyhaique

Con la participación de más de 60 personas, pertenecientes a diversas comunidades de fe, se realizó la Jornada de Oración por la Paz en el Mundo en la ciudad de Coyhaique. La actividad convocada por el Servicio Paz y Justicia, Serpaj Aysén, se celebró con motivo del Día Internacional por la Paz, sumándose así a las múltiples manifestaciones de esperanza que tuvieron lugar en Chile y en todo el mundo.
A propósito de la adhesión internacional al respeto por los Derechos Humanos y de la Vida, desde un diálogo inter-religioso, Luis Infanti, Obispo de Aysén, expresó agradecimientos a “Serpaj Chile, organización que está en toda América Latina y también en Coyhaique, invitándonos a orar, puesto que vivimos momentos de violencia en el mundo entero y también aquí, en nuestra región”. Asimismo recalcó “escuchamos el grito, el dolor, la angustia de tantos niños, mujeres y pueblos torturados por la violencia y la guerra, para pedirle al Dios de la Paz que nos acompañe y nos ilumine a ser personas de paz”.

q

Director de SERPAJ Aysén, Rodrigo Quezada en Manifestación en Plaza de Coyhaique

Por su parte Rodrigo Quezada, Director del Serpaj Aysén, indicó que “la paz y la justicia van de la mano, no podemos alcanzar la paz sin la justicia. Diariamente como institución evidenciamos violencias estructurales que muchas veces se escapan a las posibilidades de intervención directa con los jóvenes y niños que trabajamos.” Destacó que “por ello, una de las herramientas para alcanzar la paz desde la No violencia activa, es la denuncia para no ser cómplices de las injusticias producidas por el sistema económico en el que estamos insertos y que reproduce violencias sociopolíticas estructurales sobre nuestros jóvenes”.

Luego de una jornada de canto, reflexión, diálogo y oración colectiva entre los participantes, la actividad finalizó con la lectura de la Declaración Por la Paz del Mundo, recordando que como comunidad aysenina, por nuestra generación y las generaciones futuras, “construir la paz es tarea de todos, es tarea cotidiana basándonos en el respeto, el espíritu de diálogo y la voluntad de ayudarnos mutuamente”.

 

Mira el video de esta actividad aquí