Serpaj Antofagasta realiza intervención urbana para recortar el gasto en armas

A varios antofagastinos les llamó la atención la presencia de una decena de personas vestidas de blanco, cubriendo sus caras con una máscara y portando carteles con la frase «Recortemos el gasto en armas», acompañado de la imagen de una tijera. Ellos fueron parte de una intervención urbana del Servicio Paz y Justicia (Serpaj) para concientizar sobre el gasto que realiza el país en armas.

Según Jacqueline Gallardo, directora del proyecto de intervención «Clotario Blest», la idea es dar a conocer cifras y datos sobre el porcentaje de dinero que se destina a este ítem. «Nosotros invitamos a redistribuir el tema de los ingresos que van destinados a nivel militar, y sean redistribuidos a Salud y Educación, a proyectos de protección y de justicia juvenil», explica.

Detrás de los carteles que exponían una letra cada una para formar la frase, venían cifras de comparación para que los ciudadanos estimaran los gastos que se realizan. «Chile gasta un 2% del Producto Interno Bruto (PIB) en el gasto militar. Dos misiles es lo que cuesta una escuela; el monto de tres tanques es un hospital. El exceso es demasiado», menciona Jacqueline Gallardo.

Actualmente, el Servicio Paz y Justicia (Serpaj), que trabaja con proyectos de justicia juvenil y niños que son vulnerados en sus derechos, está replicando esta campaña en distintos puntos a los largo del país bajo el hashtag: #RecortemoselGastoMilitar