Serpaj Maule firma convenio por una navidad sin juguetes bélicos con Municipios de Curicó, Rauco y Romeral

DSC01184En el marco de la 30va campaña de navidad “Por un mundo en Paz y sin juguetes Bélicos” Serpaj Maule firmó convenio con tres municipios de la región del Maule: Curicó, Rauco y Romeral. Estos convenios se realizaron en actividades públicas organizadas en cada localidad y contaron con la participación de los alcaldes, el director regional de Serpaj y la comunidad.

Carlos Carreño, director regional de Serpaj Maule, señaló que al conversar con los alcaldes de cada comuna la mayoría de ellos regalaba juguetes bélicos de forma recurrente, por lo que fue de gran importancia el convenio establecido mediante el cual comprendieron los principios que están en la base de esta campaña: el fomento de la creatividad, el compañerismo, la colaboración y la resolución no violenta de conflictos.

El primer convenio se firmó el 17 de diciembre en el Estadio Bicentenario de La granja de Curicó en un acto masivo organizado por el municipio para la entrega de regalos, allí asistieron el alcalde de Curicó, Javier Muñoz, y el director regional de Serpaj Maule, Carlos Carreño.

En Rauco y Romeral la firma del convenio se realizó en las canchas de fútbol de cada comuna, en el contexto de la celebración navideña organizada por el municipio en donde se realizó la entrega formal de regalos a niños, niñas y jóvenes. La firma del convenio de Rauco fue encabezada por su alcalde, Enrique Olivares, y César Pavés en representación de Serpaj y en Romeral fue realizada por su alcalde Carlos Zerega y el director regional de Serpaj Maule, Carlos Carreño.

DSC01207Carlos Carreño, director regional de Serpaj Maule manifestó que la firma de estos convenios reviste de gran importancia al permitir “establecer una suerte de alianza entre los municipios y serpaj, que no solamente nos permite pensar en esta campaña específica, sino que también  nos permite tirar lineamientos  para otro tipo de acompañamientos que podamos realizar. En ese sentido nos abre una posibilidad estratégica”. De igual forma destacó que estos convenios ayudaron a potenciar el objetivo de esta campaña a nivel nacional “que no sólo es decir no a los juguetes bélicos, sino también decir sí a los juguetes creativos, imaginativos, que desarrollan otro tipo de valores, una forma de resolver conflictos de manera distinta a la culturalmente aceptada que va casi siempre por el lado de la violencia”.

Otra de las actividades realizada en la región fue la construcción de juguetes de la paz con material reciclado. El director de Serpaj Maule explicó que los niños y niñas se tomaron este desafío con mucho entusiasmo, creando un espacio importante que no consistió sólo en un taller de arte, sino que también fue utilizado para la reflexión colectiva.