• Home »
  • Arica »
  • Sobre el “Día de la mujer” y los desafíos en la infancia desde una perspectiva equitativa de género

Sobre el “Día de la mujer” y los desafíos en la infancia desde una perspectiva equitativa de género

Por: Leylan Lucero, Directora Regional Serpaj – Arica

Ese fatídico 8 de marzo de 1857 cientos de obreras textiles de la pujante ciudad de New York, cansadas de soportar las extensas jornadas de trabajo levantaron su voz por dignidad e igualdad de derechos. Sin embargo, esta insolencia, a ojos de la sociedad patriarcal, debía ser acallada de la peor manera antes que “otras” siguieran este ejemplo. Fue así como el dueño de la fábrica decidió prender fuego al edificio asesinando a estas 129 mujeres en huelga.

La lucha por los derechos de la mujer no ha sido fácil, es por esto que este día, muy por el contrario como nos informa la publicidad de tiendas comerciales en televisión, celebramos el “día de la mujer trabajadora” reivindicamos esa fuerza femenina que nos ha llevado a grandes conquista en materia de derechos civiles, pero también nos recuerda la enorme cantidad de desafíos que nos queda en materia de igualdad de género.

En este sentido, creemos que todo esfuerzo por avanzar en mayores grados de igualdad debe partir desde la infancia y no tan solo enfocado en respetar a la mujer o denunciar cuando hay abuso y discriminación, sino que se debe generar las condiciones para que niñas y niños crezcan en un contexto de prácticas de respeto y buen trato, es decir crezca en una Cultura de Paz, superando los roles estereotipas vinculados a las construcciones sociales de lo que “debe ser masculino o femenino”.

Es así como afirmamos que los avances de los derechos de las mujeres adultas no pueden considerarse como tal, si no se integran en su génesis avances significativos en los derechos de la infancia. De esta forma, para nuestra región se levantan grandes desafíos, ya que poco nos sirve que más mujeres ocupen puestos de trabajo en igualdad a los hombres, si normalizamos o validamos culturalmente situaciones de vulneración ligadas al género, como: la mentalización de las hermanas mayores o la cosificación de la mujer.

Para desnaturalizar estas situaciones, que posteriormente pueden desembocar en vulneraciones mucho mayores como la Explotación Sexual Comercial Infantil, debemos trabajar desde la infancia. Resulta impresentable que aún en nuestra sociedad existan comentarios que responsabilicen a las niñas y jóvenes que padecen esta gravísima vulneración, con pensamientos de tipo “le gusta el leseo a la niñita” o “viste que no era tan tranquila”, alimentando la cifra negra de vulneraciones que padecen las mujeres, debido a esta tendencia a normalizarlas.

En el Serpaj Arica, la mayor cantidad de nuestro equipo de trabajo, técnicos y profesionales del área social son mujeres, siendo 29 compañeras (78% del equipo regional) que se desempeñan como educadoras, asistentes, psicólogas, trabajadoras sociales que trabajan día a día en la restitución de derechos vulnerados de 199 niños/as y jóvenes que en su mayoría son mujeres (119 niñas y jóvenes equivalente al 60% de los/as beneficiarios/as atendidos/as en Arica), lo cual sumado a que más del 80% de los/as adultos responsables que apoyan los procesos de sus hijos/as, nietos/as, sobrinos/as, entre otras, son mujeres dan cuenta de la relevancia de las figuras femeninas tienen en nuestra área.

En este sentido, reconociendo que hay mucho por hacer, con esta columna queremos valorar el trabajo y todo el esfuerzo realizado en virtud de construir un Chile de Paz y con pleno respeto a los derechos humanos de hombres y mujeres. Para los profesionales de Serpaj – Arica es el mejor homenaje que podemos realizar a esas 129 obreras que dieron su vida por la dignidad de la mujer, su muerte no ha sido en vano, sino que abrió una esperanza para generar la equidad, que no solo beneficia a mujeres, sino que a ambos, hombres y mujeres, para que puedan vivir más allá de las limitantes socialmente impuestas, haciendo más plenas nuestras vivencias.