El Maule: 396 personas en situación de calle llegaron a los albergues este invierno

  • Recintos ubicados en Curicó, Talca y Parral, además de la coordinación de los organismos involucrados,  permitieron prevenir muertes de indigentes  por hipotermia

TALCA.- Desde junio a la fecha, fueron 396 personas en situación de calle las que se cobijaron en los albergues dispuestos en Curicó, Talca y Parral, lugares que tenían como propósito proteger a las personas sin techo del inclemente frío y las lluvias.

Hoy finalizó este Plan de Invierno que ejecuta la Seremi de Desarrollo Social en la región, pero que dejó un balance positivo en cuanto a prevenir muertes de indigentes por hipotermia. De hecho, durante este año no se lamentó ninguna víctima fatal por esta causa y eso se debe también a la coordinación con otros organismos no gubernamentales como el Serpaj (Servicio de Paz y Justicia) y el Hogar de Cristo. 
El seremi de Desarrollo Social, José Ramón Letelier señaló que “desde el punto de vista de los objetivos de fondo de este programa, el balance es positivo puesto que logramos mantener durante todo el periodo de junio a septiembre en actividad los tres centros de acogida. Desde el punto de vista de las cifras, se entregaron alrededor de 14 mil atenciones en la región”.
En este sentido, se otorgó alojamiento, alimentación, artículos de aseo e incluso ropa de recambio gracias a campañas solidarias. 
Carlos Carreño, director regional del Serpaj,  a cargo del albergue de Talca indicó que “afortunadamente no tuvimos grandes inconvenientes. Al principio se produjeron más problemas porque no había claridad de las normas. Ciertamente por ser gente de calle,algunos llegan con alcohol, incluso había algunos con problemas de carácter psiquiátrico, donde se producen una serie de dificultades en términos de conducta, pero al transcurrir el tiempo, se fue normalizando todo”. 

¿QUÉ PASARÁ AHORA?
Cerrándose hoy los albergues, un gran número de personas buscará otros rumbos pues el clima está mejorando. Otros esperan ser recibidos en el Hogar de Cristo o bien continuar en programas del mismo Serpaj. Este último director, explicó “nosotros tenemos un programa que apoya desde el ámbito psicosocial y laboral y estos usuarios pueden seguir trabajando con nosotros”, dijo Carreño.


Nicanor Huentemilla, director ejecutivo del Hogar de Cristo Sede Maule, por su parte, agregó que eventualmente podrían sumar 10 atenciones más a las habituales 35 que tienen en la Hospedería de Talca. Por otro lado aclaró que la Ruta Calle, estará operando durante una semana más. 
“Estamos funcionando absolutamente de forma normal, pero nosotros igual estaremos trabajando una semana más para ir cerrando los vínculos con las personas que atendimos en la calle, y la idea es que estas rutas sirvan para generar un vínculo para con nuestra hospedería. Al cerrar el albergue, nosotros ya estamos preparados para poder recibir una sobredemanda de peticiones de parte de la gente de calle. Ya hicimos una reunión de coordinación para enfrentar esta eventual sobredemanda”, informó Huentemilla. 

Fuente: www.diarioelcentro.cl