Declaración por crisis humanitaria en la franja de Gaza

Declaración sobre cese al fuego en Gaza

Santiago, 1 de agosto 2014.- Como Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales – ACCIÓN, nos es un deber moral, ético y de conciencia colectiva el pronunciarnos como asociación gremial de Organizaciones de la Sociedad Civil sobre la grave crisis humanitaria que se vive hace semanas en el territorio palestino de la Franja de Gaza.

El histórico conflicto palestino-israelí no puede dejar indiferente a nadie. La comunidad internacional, sus distintos bloques políticos, económicos y sociales, los jefes de Estado y Gobierno alrededor del mundo, así como las Organizaciones de la Sociedad Civil y la ciudadanía global alzamos la voz ante la verdadera matanza y política de exterminio de la que es víctima la población civil de Gaza, producto del ataque y bombardeo indiscriminado que continua ejecutando el Estado y Gobierno de Israel -a través de sus fuerzas armadas- sobre territorio palestino, y que ya deja más de 1.200 muertos palestinos en Gaza, siendo entre un 75 y 80 por ciento de ellos civiles, mayoritariamente mujeres y niños, mientras unos 50 israelitas ha fallecido, en su gran mayoría soldados.

Como signa el Código de Ética de ACCIÓN: “Actuamos sistemáticamente por la erradicación de la pobreza y las desigualdades sociales, así como en la defensa irrestricta de los derechos humanos, promovemos el ejercicio pleno y la ampliación de derechos políticos, sociales, económicos, culturales y ambientales de las personas, grupos organizados y pueblos originarios”. Principio que es violentado sistemáticamente en este conflicto, especialmente por la asimetría y abismante desproporción de las fuerzas y ataques involucrados de parte de Israel, los que no han discriminado entre campos de refugiados palestinos, escuelas-albergues de la ONU, ni hospitales en Gaza, dejando en evidencia la violación del derecho internacional humanitario, contenido en los cuatro Convenios de Ginebra de 1949 y sus protocolos adicionales de 1977, relativos a la protección a las víctimas de los conflictos armados, y denominados crímenes de guerra.

Las acciones militares ofensivas de Israel distorsionan el uso de la fuerza contra “grupos combatientes” y el uso de la fuerza contra civiles. La “Operación Margen Protector” intimida y oprime a la población palestina, en general; y a alrededor de dos millones de palestinos en Gaza, en particular, quienes viven en altas condiciones de hacinamiento, bloqueo y densidad poblacional en no más de 350 kilómetros cuadrados.

Los hechos ocurridos muestran, una vez más, que no existen dos partes equivalentes en conflicto, sino más bien, un Estado colonial (Israel) que ha impuesto condiciones de un “apartheid” sobre el pueblo palestino ocupado. Es por ello, que rechazamos la tendenciosa “teoría del empate” que afirma la existencia de una “guerra” entre partes iguales y que ha sido difundida sistemáticamente por los medios de comunicación, tanto locales como internacionales.

Exigimos el inmediato cese al fuego y hacer cumplir a Israel la legalidad internacional, de manera irrestricta acorde a las variadas resoluciones emitidas por Naciones Unidas (181, 194, 242 y 338, entre otras) así como también, al respeto incondicional de los Derechos Humanos.

Crédito foto